Spanish bombs 11Oct2010

El programa turístico “Vietnam, un paraíso lleno de charlies” está funcionando muy bien desde que lo pusimos en marcha. Todo no acaba aquí, haciendo cuentas sobre las turistas que han entrado en la selva y, en general, en todo Vietnam, hemos comprobado que en lo que actualmente conocemos como Estado Español tienen unas fechas en rojo del calendario que nos regaló un cuñado de Durruti que tiene un puesto de frutas en el Mercat de la Boqueria barcelonesa. Vimos de qué se trataba y pone justo debajo “día de la Hispanidad”. Acudimos a Wikipedia y hemos comprobado que se trata de una jornada de exaltación nacionalista en la que sacan militares a la calle. Un coñazo. Así pues, hemos decidido crear tres paquetes para conmemorar tal fecha según el perfil de la persona que lo requiera.

El primer paquete para visitar un desfile es el “tradicional”, con su Rey bajo palio, sus tanques, sus legionarios y su cabra. Para ello, disponemos del mismo viaje que realizó Cristóbal Colón cuando invadió educó a los habitantes salvajes del ¿nuevo? continente en la educación cristiana. La tarifa es cara porque nunca se pone el sol, nunca es de noche. De regalo, un DVD con discursos en vídeo de Carlos V y Felipe II.

El siguiente paquete es para las personas que se aburren en los desfiles, el “Polònia“. Le hemos dados un toque humorístico para aquellas que no se levanten con músicas militares ni quieran seguir al abanderado pero que sigan prefiriendo estar postradas en el sofá.

Si usted es de esas personas que más que celebrar el día de la llamada Hispanidad lo usa más bien para denunciar aquellas tropelías de la tiranía y los aires de superioridad que soplan por Europa con respecto a otras zonas del mundo, le recomendamos sumarse a las marchas reivindicativas del pueblo mapuche, colectivo tachado de terrorista por el gobierno chileno que ha declarado la guerra a empresas multinacionales como la eléctrica española Endesa. Es el paquete denominado “Las venas abiertas de América Latina” en el que usted también puede defender al pueblo mapuche contra el abandono y represión por parte de las administraciones-marionetas acudiendo a huelgas de hambre y siendo recibidos por policías antidisturbios. De regalo obtendrá el documental “Apaga y vámonos” en el que se relata de manera gráfica todo lo ocurrido entre este pueblo y Endesa.

Como ve, puede elegir entre darse golpes en el pecho o ser consciente de que las cloacas del imperialismo siguen vivas a través de las multinacionales “amigas” en el “primer mundo” y despiadadas contra los desheredados, Los “Nadie” como sabiamente los denominó Eduardo Galeano. Las venas siguen abiertas.