Tesis para una televisión presuntamente pro-soviética: V 05ene2011

Lo que son las cosas. Durante años hemos tenido a “V” como icono de la televisión en los ’80 y a sus actores y actrices por sus nombres en la serie. Quizás no conozcamos a Jane Badler, pero sí a Diana, la jefa de los “visitantes”.
La serie está dividida en 3 partes: La miniserie original, la batalla final y la serie. Un grupo de alienígenas con una probable apariencia normal llegan a la Tierra “en son de paz” y su intención final es totalmente distinta donde un grupo de humanos bajo el nombre de “la resistencia”, con la imprescindible ayuda de varios “lagartos”, defienden al Mundo contra esta invasión “verde”. Un argumento apocalíptico que conocen bastante en Hollywood donde el final de la Tierra ha sido constante en varios taquillazos del distrito angelino. La serie fue creada a mediados de los ochenta, aún pervivían los últimos azotes de la guerra fría, Nicaragua fue el siguiente grano en el cristal imperialista estadounidense y Reagan, un actor bajuno y viejuno, mandaba en el Imperio. Ingredientes abundantes para pensar que una serie donde un bloque era llamado “resistencia” y otro “invasores” podía contener un mensaje político. La duda se disipa cuando (atención, SPOILER, quizás quieras verla aunque ya has tenido tiempo) Abraham, un hombre mayor judío, asemeja la situación de invasión alienígena y adoctrinamiento con el “Berlín del ’38″. Incluso es él quien crea el famoso logo de la “V”. Las comparaciones siguen con una breve “noche de cristales rotos” y una denuncia de manipulación sistemática de los medios de comunicación de manera evidente. Incluso el logo elegido para los extraterrestres tiene cierto parecido con la esvástica usada por el nacional-socialismo alemán. Hasta aquí bien, pero hay ciertos detalles que se escapan con respecto a las superproducciones de Hollywood que detallamos en forma de preguntas:

  • La miniserie comienza con Mike Donovan, el protagonista, y su compañero Tony, grabando la guerra en El Salvador que por aquella época se estaba llevando a cabo en el país centroamericano. Escapan milagrosamente de (atención, SPOILER, aunque es el inicio de todo) un ataque de helicóptero del que no se conoce identidad. ¿Probablemente del ejército de El Salvador, aliado de EEUU contra el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)?
  • Normalmente es el gobierno de los EEUU quien, en este tipo de argumentos, coordina la salvación de la humanidad. ¿Dónde está el Presidente? Sólo aparece el secretario general de la ONU, de nacionalidad sueca. Tampoco hay llamada desde el Despacho Oval de la Casa Blanca para desear buena suerte a “los/as que luchan”.
  • ¿Y el ejército de los EEUU? He aquí el detalle más alarmante. La “resistencia” necesita ROBAR armas para defenderse, autoorganización e infiltraciones en el “enemigo”, prácticas comunes en los grupos denominados “terroristas” como ETA o la RAF alemana. Al menos en la primera parte de la serie, los militares no aparecen en ningún momento para “salvaguardar la democracia ni la Constitución de los EEUU”, sólo un ejército popular que somete al “invasor” a cócteles molotov y fusiles de asalto. Guerra de guerrillas en estado puro donde no se le pregunta a nadie el origen, sino lo que importa es el “destino común”. Quizás en la resistencia partisana sepan de esto.
  • Aunque ya lo hayamos comentado antes, no hay referencia a la palabra “democracia“, sino a “resistencia“. Curioso, además de la dedicatoria en el inicio de cada capítulo en la miniserie: “a todos los resistentes del mundo, con respeto y admiración”.

En definitiva, el uso de cócteles molotov en una serie estadounidense sumado a la configuración de la guerrilla urbana establecida en el argumento deja otra vez de manifiesto que los ’80 fueron otra cosa. Puede tener más lecturas, pero en la selva damos la que queremos ver.

A continuación, un extracto de la liberación del campamento por parte de la Resitencia. La salida de varias personas armadas de la parte trasera de un camión no tiene desperdicio. Lo de las bazookas, tampoco.

Actualización 19:30 05/01/11: Agradable sorpresa nos encontramos en los comentarios. Más detalles a tener en cuenta y un vídeo sobre la resistencia en España (concretamente, Córdoba). Algo Joseantoniano, eso sí, pero curioso.

  • La Rebelión d

    Llevo mucho tiempo comentando esas "pequeñeces" en las que nadie parece haber caído. Otra mas que añadir es que entre los protagonistas no hay ex-marines (como hay ahora en todas las pelis), ni agentes del FBI ni soldados ni capitanes de futbol americano. Son un reportero, unos médicos, un macarrilla hijo de obrero, el obrero, una camarera… gente normal. Y todos los ricos que aparecen son malos, por cierto.No así en el remake del año pasado de "V" donde los protagonistas son UNA AGENTE DEL FBI (ays), UN CURA (faltaría mas), un ex-asesino… vamos, que se notan las diferentes épocas. Oh, oh, pero tengo una mejor si hablamos del lamentable remake. La nueva Diana (que ahora se llama Ana) se camela a toda la población mundial con… SANIDAD UNIVERSAL Y GRATUITA. Seguridad social a cambio de la dominación total. Es decir, los invasores ahora son ateos y socializan la medicina. Desde luego, nuestra "V" la escribió un zurdo, pero esta actual ha sido escrita con la derecha.

  • Miguel A. Rincón

    Muy buen artículo. Me han entrado ganas de ver la serie otra vez.
    Salud!

  • manusantiago

    encontre el video en Youtube, un poquillo fachilla pero con dos cojones el camarada Juan Palacios, de (como no) Córdoba la roja

    http://www.youtube.com/watch?v=1o32z34Xs54

    olé

  • manusantiago

    Ademas la lucha no era unicamente en suelo yanqui, era internacionalista, en cada capitulo un informativo (de la resistencia: Contrainformación) daba cuenta de las acciones de grupos de la resistencia en otros países, recuerdo lo que emocione cuando salio Expaña…V