The crazy girl 03Mar2011

Mucho se está hablando de las revoluciones en el mundo árabe, revoluciones que curiosamente están yendo de más a menos idílicas, de menos a más muertos por pedir pan y rosas, como aquella película del tío Ken. Mientras, el vientre de la Bestia, concretamente el estado de Wisconsin, ve como su Parlamento se llena de personas indignadas por la corrupción, el recorte masivo de derechos básicos y el despilfarro institucional que están queriendo cortar por lo sano. Acampadas en el propio edificio y manifestaciones casi diarias hacen que este estado se haya convertido junto a Islandia en la representación gráfica del hartazgo de este debacle del Estado de Bienestar que se convirtió el sistema capitalista a finales de la Guerra Fría. Otro punto en común de ambos territorios es la nula presencia en los medios. Conocemos de primera mano todo lo que ocurre en Libia o Egipto, pero ¿dónde están Wisconsin e Islandia? El pequeño y frío país ha elegido de manera democrática un grupo de 25 personas mediante sufragio directo y universal para redactar una nueva Constitución después de expulsar y expedientar a los antiguos representantes por “inútiles y derrochadores“.

Deirdre Griswold

Igual que Deirdre Griswold, celebramos las reivindicaciones existentes en el vientre de la Bestia. Fue candidata a la presidencia de los EEUU por el Partido Mundo Obrero en USA junto a Gavrielle Holmes que apoyaba su candidatura desde la vicepresidencia. Aquello fue en 1980, año en el que la URSS organizaba los JJOO y donde EEUU no participó por motivos políticos. Ahora, en 2011, apoya y participa desde la primera línea del frente en las manifestaciones con sabor lejano de estas “revoluciones silenciosas”, o mejor dicho, “silenciadas” por los medios.

Esta mujer que aguanta un “Mundo obrero” es un ejemplo de perseverancia. Llámese Deirdre, Noam o Angela, “los trabajadores de Wisconsin que lideran la marcha” no van solos.

Nota: Pueden descargar y leer el periódico (pdf) que Deirdre lleva en la mano. El enlace va al último número publicado, por lo que puede variar según cuando entre.