2014-1984 31Dic2013

He aquí nuestro mensaje de apoyo para este nuevo año que se avecina. Antes de nada, denle al play en esta canción para entrar en contexto.

Si ha sido víctima de un desahucio, si su dinero que prometieron guardar en un banco se ha convertido en polvo cósmico, ha visto su casa vendida a menos precio de la que pactó, sufre como mujer la represión por el simple hecho de serlo, ha nacido en un lugar donde, realmente, se nace todos los días, ha sido víctima de antidisturbios, ha sido detenida/o por algo que aún no sabe qué fue, está pagando más por menos, trabajar más por menos, ha comprobado que gente cercana pierde el trabajo y pierde los servicios básicos para el desarrollo de su vida, sabe diferenciar “solidaridad” de “caridad” y, lo más importante, cree que el valor social más importante es el apoyo mutuo, éste, compañera, es su año. Hombro con hombro, codo con codo y mirando fijamente a los ojos, el miedo puede, y debe, cambiar de bando. Depende de ti, atleta de la vida, desplegar las alas hacia la emancipación. Quien opine que “la lucha de clases es algo antiguo” sólo tiene que abrir los periódicos y comprobar cómo llueven los indultos a esos “motores empresariales” cuya labor se centraba en la estafa, o cómo reciben de premio nuevos cargos por privatizar empresas y riqueza pública. La usura. A esa clase, contra la que luchamos, nuestra clase enemiga, deseamos su extinción a base de odio encauzado, organización y solidaridad.

Suerte y ánimo en este 2014. Venceremos y brindamos, como siempre, por quienes se fueron pero nunca nos abandonaron.