In Julián we trust 01Nov10

Después de nuestro periplo toscano que nos llevó, entre otros sitios, a Livorno, el avión nos dejó en Granada para asistir a una misa pagana previa a la Víspera de Todos los Santos. El responsable de orquestar la ceremonia fue el, en otra vida, Padre Karras de Def Con Dos, también llamado Julián Hernández y su movimiento cuasi-religioso-maoísta Siniestro Total. Como no había Dios que pagase los billetes de Livorno a la Santa Sede Vaticana (en todos los sentidos), las estampas preparadas de Frank Zappa, Camarón de la Isla, Evaristo LPR y la ya bendecida maradoniana de Los Chikos del Maíz fueron partícipes de tan sacro evento llevado a cabo en la Sala El Tren del soviet andaluz.
En el momento de la foto, “Karl-Heinz”, sexto miembro de Siniestro Total, porta las estampas de (San) Evaristo y Maradona en los tirantes. El capitalismo lo llama “publicidad subliminal”.

(pueden pinchar en la foto para verla más grande)

Que terminen su concierto con el himno de la URSS puño en alto hace que sean, aún más, banda sonora en esta selva vietnamita desde que denunciaron el acoso chino a la Vietnam socialista allá por principios de los ’80 en “¿Cuándo se come aquí?”.

No se despeguen de la pantalla, aún quedan un par de vídeos sobre nuestra acción y efecto en el mitin musical acaecido en Granada. El capitalismo lo llama “making off” y como siempre, la culpa será del Gobierno.

Actualización 1: Momento en el que Javier Soto coloca la estampa de LCDM en los tirantes de Karl-Heinz.
Actualización 2: Javier Soto y Óscar Avendaño leen y comentan la de Camarón de la Isla antes de tocar “¡Ay, Dolores!”.

Vaticano rosso 28Oct10

Una delegación del Comité Apocalíptico de Socialismo y BArbarie (CASBA), acudió a Livorno acompañada de miembros de la Iglesia Maradoniana con un objetivo, desear fuerza y apoyo a los compañeros de Los Chikos del Maíz en su camino hacia su “Pasión de talibanes”. El lugar de peregrinación obrera fue el mismo donde se fundó el mayor partido comunista de Europa, el extinto PCI. El propio Antonio Gramsci pronunció las palabras con las que arrancó los aplausos de los allí presentes:

“La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados “orgánicos” infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”.

Tras ello, las hordas allí presentes cantaron “Trabajador@s” al unísono con la estampa del barrilete cósmico en alto, añorando aquel enero de 1921 cuando el teatro San Marco de esta ciudad portuaria grabó su nombre en la Historia del Internacionalismo con letras rojas y bien marcadas.

The Joker 28Oct10

Siempre fuiste un mal actor y un pésimo presidente, aunque nos diste razón de existir.

Úsame y tírame 25Oct10

Si en vez de Ardanza, Benegas, Garaikoetxea y Bandrés me ponen a Artur Mas, Josep Montilla, Joan Puigcercós y Joan Herrera… estaríamos muy cerca de que este cartel del Movimiento Comunista de Euskadi fuese extrapolable, nosecuantos años después, a los comicios catalanes del próximo 28-N. Otra campaña electoral ¡qué pereza!
Lo dicho: primero la cagan y ahora nos dan jabón. Doazela pikutara.

Hamburger fields 23Oct10

McDonald's en China
Todo es una gran mentira revisionista.

Point Break 22Oct10

Por si no se ve, es la escena del atraco de Le Llaman Bodhi, en la que unos surfistas perpetraban atracos con caretas de presidentes norteamericanos. Quede claro esto, pese que Jimmy Carter tenga en la foto un poco aire a Felipe González.

Dos minutos de odio 20Oct10

¿Aburrido con la clase política? ¿Mosqueada tal vez? ¿Siente que ya no es el mismo cuando salen felices y contentos en TV oliendo a perfumes caros y no sabe qué decirles? ¿Sufre ansiedad al quedarse en blanco? No se preocupe, desde la selva vietnamita le ofrecemos un magistral conjunto léxico-insultante para aliviarse de su situación. En este pack, bajo dominio público de obligado uso, verá la vida de otro color. Abandone el “cabrón”,”choriza”, “hijoputa”, “ladrón”, “corrupta” y demás trivialidades que ya no sirven, la inmunidad auditiva es cada vez mayor, pero usted puede superar esa difícil barrera. Si tiene la suerte de tener tan cerca a los culpables de la crisis como para que puedan escucharle, ya sea en una manifestación o una reivindicación en un edificio público ante un acto que protagonice su oponente, le animamos a experimentar con las siguientes proclamas antistressantes:

  • ¡Burgués! Claro que sí, alguien que vive de usted y roba su plusvalía a modo de impuestos abusivos lo merece. Se sentirá mejor cuanto más lo use.
  • ¡Capitalista! Indudablemente, un clásico que por desgracia ha caído en el olvido.
  • ¡Desclasado! Puede dedicársela a sus antiguos compañeros que se pasaron de la consigna obrera a la corbata y golf al ritmo que caían billetes sobre una mesa.
  • ¡Revisionista! Palabra larga que se llena en la boca, la favorita de Mao. Combinándola con la anterior, su cabreo se convertirá en poesía. Orgásmico.
  • ¡Pequebu! Proviene de “pequeño-burgués”. Muy indicado para aquellos arribistas que, de la nada, se convierten en concejales de mucha trayectoria interna tanto en su partido como en la administración pública.
  • ¡Represor! Un tanto hiriente, pero efectiva. Su oponente le mirará con sorpresa. ¡Asegurado!
  • ¡Aznarista! Aunque parezca que esté orientado a cierto sector político, no se preocupe, equivale a “aquel que se cambia de chaqueta con la cartera abierta“.
  • ¡Requeté! Un homenaje y recuerdo con añoranza al bando fascista de la Guerra Civil y al carlismo decimonónico, no se arrepentirá.
  • ¡Español! Muy solicitado entre diversas entes nacionalistas dentro del Estado de mismo nombre.
  • ¡Terrorista! La ambigüedad de este término hace que su oponente se muestre confuso/a. No sabe si le habla a él/ella o se está auto-declarando como tal.
  • ¡Anti-obrero! El continuo retroceso de los derechos sociales son directamente proporcional al tamaño de sus mesas de despacho ministerial. Hágaselo saber.
  • ¡Menchevique! Una aportación leninista a este léxico. Si denota que su oponente dice mucho pero hace poco por la vanguardia obrera, acertará de lleno.

Bien, hasta aquí nuestra pequeña introducción a “Cómo convertir sus palabras en balas sin que se encasquillen en la garganta”. Esperamos que lo hayan disfrutado y escuchamos sus aportaciones, serán bien recibidas. El dinero recaudado servirá para conocer el verdadero efecto de la reacción entre los hidrocarburos y las llamadas “oficinas de empleo”.